jueves, 26 de noviembre de 2009

"WELCOME" ganadora del premio LUX de cine del Parlamento Europeo

La película francesa Welcome del director Philippe Lioret ha sido la ganadora de la tercera edición del premio LUX de cine del Parlamento Europeo.

"Welcome" competía en la final con otras dos películas: La coproducción búlgaro-sueca Eastern Plays de Kamen Kalev y Sturm de Hans Christian Schmid (Alemania, Dinamarca, Países Bajos) Un panel de diecisiete expertos procedentes del mundo del cine (productores, distribuidores, directores de festivales, críticos, etc.) fue el encargado de elegir los filmes finalistas del premio LUX de cine del Parlamento Europeo y sobre esa lista los 736 eurodiputados han elegido Welcome como película ganadora.

Muchas de las candidatas de esta edición tratan sobre temas como la solidaridad, la inmigración, la justicia, las libertades públicas o los derechos fundamentales, ya que el premio es un reconocimiento a la importancia del papel del cine en el proceso de construcción europeo.

Entre los criterios de selección está el que dichas películas sean un reflejo de la diversidad cultural del viejo continente, o el debate sobre la integración de Europa.WELCOME nos cuenta la historia de Bial , un joven de 17 años procedente del kurdistán iraní, que cruza el Oriente Próximo y Europa para reunirse con su novia recién emigrada a Inglaterra. Pero su recorrido se detiene bruscamente cuando, en el lado francés, le impiden cruzar el Canal de la Mancha. Decide cruzar el canal a nado.

Para cumplir su objetivo, empieza a entrenarse en la piscina municipal. Allí conoce a Simon, un profesor de natación en pleno proceso de divorcio. Simon está dispuesto a hacer lo que sea para recuperar a su mujer y lo arriesga todo ofreciendo protección a Bilal.

Los premios Lux nacieron en 2007 con el objetivo de apoyar el cine europeo y facilitar la distribución de las películas en el seno de la Unión Europea. El premio LUX está valorado en 87.000 euros, destinados a financiar los subtítulos y el kinescopado en las 23 lenguas oficiales de la Unión Europea, además de las versiones adaptadas para sordos e invidentes.GOLEM distribuirá en España por segunda vez la película ganadora de estos premios ya que en 2007, año de su naciemiento, AL OTRO LADO de Fatih Akin se alzó con dicho reconocimiento.

Welcome tiene prevista su fecha de estreno el próximo 12 de febrero.Más información: http://www.lux-prize.eu/index_en.htm

miércoles, 25 de noviembre de 2009

lunes, 2 de noviembre de 2009

LA PRENSA HA DICHO


TELERAMA
Bien escrita, bien interpretada, emocionalmente fuerte.

LA REPUBBLICA
Una historia conmovedora. Asombroso Vincent Lindon.

20 MINUTES ****
Sensibilidad y realismo dentro del marco de una historia de amistad.

Dvdrama ****
Una película soberbia y conmovedora, un retrato áspero y realista de un hombre que decide arriesgarse para ayudar a otra persona.

Le Journal du Dimanche ****

Magnífica película.

Marianne ***
Una obra maestra comprometida, política, molesta. En una palabra: ¡indispensable!

TéléCinéObs ****
Conmovedora.

Télérama ****
Una película intensa y bella que da escalofríos. Vincent Lindon está genial.

Charlie Hebdo ***
Trata con tacto y realismo las relaciones entre un profesor de natación y un refugiado kurdo.

Le Nouvel Observateur ***

La película de Philippe Lioret recuerda el cine que Ken Loach.

Ouest France ***
Una película bella y conmovedora.

Positif ***
Un personaje introvertido, cuarentón abandonado, egoísta y brutal, que ofrece a Vincent Lindon uno de sus mejores papeles.

FILMOGRAFÍAS

FILMOGRAFÍA PHILIPPE LIORET
2008 WELCOME
2006 JE VAIS BIEN, NE T’EN FAIS PAS, César a la Mejor Esperanza Femenina (Mélanie Laurent), César al Mejor Actor de Reparto (Kad Mérad) y nominada al César a la Mejor Película, al Mejor Realizador y al Mejor Guión.
2004 EL EXTRAÑO, nominada al César al Mejor Actor, a la Mejor Actriz de Reparto y a la Mejor Música.
2001 EL DESLIZ
1997 TENUE CORRECTE EXIGÉE
1993 EN TRÁNSITO

FILMOGRAFÍA SELECCIONADA VINCENT LINDON
2009 WELCOME, de Philippe Lioret
2008 POUR ELLE, de Fred Cavayé
2007 CEUX QUI RESTENT, de Anne Le Ny, nominado al César al Mejor Actor
2006 SELON CHARLIE, de Nicole Garcia, sección oficial Festival de Cannes
2005 L’AVION, de Cédric Kahn
2003 LE COÛT DE LA VIE, de Philippe Le Guay
2001 CAOS, de Coline Serreau
1999 PAS DE SCANDALE, de Benoît Jacquot
1998 PAPARAZZI, de Alain Berberian
1997 LE SEPTIÈME CIEL, de Benoît Jacquot
1996 EL PLANETA LIBRE, de Coline Serreau
1993 TODO ESTO… ¿PARA ESTO ?, de Claude Lelouch
1992 LA CRISIS, de Coline Serreau
LA BELLE HISTOIRE, de Claude Lelouch
1990 HAY DÍAS… Y LUNAS, de Claude Lelouch
1988 UNOS DÍAS CONTIGO, de Claude Sautet
1985 BETTY BLUE, de Jean-Jacques Beineix
1984 NUESTRA HISTORIA, de Bertrand Blier

FILMOGRAFÍA SELECCIONADA AUDREY DANA
2009 WELCOME, de Phillipe Lioret
TELLEMENT PROCHES, de Olivier Nakache y Eric Toledano
2007 CE SOIR JE DORS CHEZ TOI, de Olivier Baroux
ROMAN DE GARE, de Claude Lelouch, Premio Romy Schneider 2008

ENTREVISTA CON AUDREY DANA

- ¿Qué la empujó a rodar WELCOME?
- Siempre que veía el trabajo de Philippe, pensaba: “Me encantaría rodar con este realizador”. Vino a una de las primeras proyecciones de Roman de gare, de Claude Lelouch, y me dijo que me tenía en mente para una futura película… No sabía que sería su próximo largo; de hecho, él tampoco, porque había pensado en otra actriz. Pasó algún tiempo mientras reflexionaba, pero seguía sin ser la actriz que buscaba. Le parecía demasiado joven para interpretar a la mujer de Simon. Por fin decidió llamarme y quedamos para el día siguiente. Tenía treinta años cuando entré en el restaurante. Al cabo de unos minutos, había cumplido 35 y me llamaba Marion.
Cuando por fin leí el guión me sentí muy feliz de haber aceptado el papel.

- ¿Se siente próxima al personaje de Marion?
- No era un papel fácil para mí, a pesar de que Philippe opinaba lo contrario. Marion es una mujer simple, muy humana y, sobre todo, muy tranquila, sosegada. Es profesora de inglés y una persona comprometida. Me parece que soy mucho más nerviosa, neurótica, complicada. Ante esta mujer tan bien construida, me sentí delante de un abismo negro. Creo que es el papel más difícil que he tenido hasta la fecha. Además, ha vivido diez años con el mismo hombre. Diez años son muchos años, nunca he tenido una relación tan duradera. Debía aprenderlo todo, dejarme ir, poner a un lado las referencias, las marcas conocidas. Ahora, con la distancia, puedo decir que me ha encantado conocer a Marion y convertirme en ella. Ha sido una lección de humildad.

- ¿Cómo es trabajar con Philippe Lioret?

- Philippe se centra exclusivamente en la película. En el guión no hay nada aproximado. Para él, el trabajo de escritor ya es el de realizador.
A veces no es fácil seguirle, es tan preciso que no consigue entender por qué no vemos todos lo que tiene en la cabeza. Pero también proporciona mucha seguridad. Nos dirige realmente y sabemos que va a salir bien. Con Philippe se viene a trabajar. No hay sitio para las tonterías, solo para el trabajo. Su nivel de exigencia es contagioso. No hay nadie en el plató que no lo dé todo. Soy consciente de que si la película gusta será por él; si los actores son buenos, también será por él. Y si no gusta, también será por él. La película es él.
Recuerdo un rodaje de noche donde, después de ensayar muchas veces los diálogos y los movimientos, entré en una especie de trance. Nunca me había pasado nada igual, y me enseñó mucho.

- ¿Y con Vincent Lindon?

- Vincent Lindon es un niño en el plató. En ese momento no existe otra cosa que no sea la película, y le importa todo, sus escenas, las de los otros actores, toda la película. Es muy agradable trabajar con un actor tan entregado. A pesar de haber rodado numerosas películas, de tener mucha experiencia, es un niño, con sus miedos y sus entusiasmos. Lo comparte todo. Tengo la sensación de que siempre estuvo a mi lado, llevándome de la mano. Y ahora que he visto WELCOME, me han entrado ganas de acompañarla hasta el fin del mundo porque me parece una película importante que merece ser vista por el mayor número posible de personas. Habla de amor con un telón de fondo social, o quizá sea al revés, no sé… Nos acerca a lo esencial.

ENTREVISTA CON VINCENT LINDON

- ¿Qué le conmovió en WELCOME?
- Cuando Philippe me habló de la historia, me conquistó inmediatamente. Recuerdo que al final de una comida, le dije que leería el guión, pero solo por placer. Estaba decidido a hacer la película. Luego, después de haberlo leído, le llamé para decirle cuánto me había gustado esa mezcla de dureza y ternura, y que debíamos rodar enseguida porque me moría de impaciencia.
Lo que me gusta de las películas de Philippe es su capacidad de escoger temas muy potentes. En este caso, el problema de los refugiados en Calais, pero no lo aborda frontalmente. Prefiere centrarse en los personajes, en su vida afectiva, como Simon y Bilal. Pero todo va de la mano en esta película, la historia grande y la pequeña, de ahí que sea tan fuerte dramáticamente.

- ¿Philippe Lioret le habló de Simon?
- Muy poco. Sobre todo hablamos de detalles que pueden parecer poco importantes. Un personaje se construye a partir de elementos instintivos. Durante el rodaje, nos pasamos horas hablando en el bar del hotel, pero no necesariamente de la película. Hablábamos de la vida, de las mujeres, de los hijos, de las películas que nos gustan…

- ¿Cómo se hizo con el personaje?
- Como acabo de decirle, me interesan los detalles. Creo que en cine, el hábito sí hace al monje. En las escenas de la piscina, me centro en la forma en que me quito el chándal, en las chancletas de profesor de natación. Me preocupa saber si la apariencia del personaje que interpreto es creíble, las zapatillas, el silbato, la camiseta y un poco de tripa. Simon es un ex nadador profesional, pero desde que abandonó el mundo de la competición, ha engordado algo. Para convertirme en Simon, decidí engordar yo también. Todo debe ser realista, los personajes, los sonidos que resuenan en el recinto de la piscina.

- ¿Cómo fue el principio del rodaje?
- Nada más llegar a Calais, un sábado por la noche, Philippe me llevó al “muelle del rancho”, donde van a comer los refugiados. Al irnos, nos cruzamos con tres chicos y les llevamos en el coche. No tenían nada, pero no habían perdido la sonrisa. Nos pidieron que les dejáramos en un lugar desierto, muy parecido a un inmenso basurero. No había nadie y no se veía una sola casa. Luego, sin intercambiar una palabra, Philippe me llevó al hotel. Sobraba cualquier comentario. Fueron mis primeros momentos en Calais y ya había visto lo que debía ver.

- Philippe Lioret dice que usted se anticipaba a sus peticiones.
- Me alegro de que lo crea. No busco más en mi profesión, solo moverme como ha imaginado el realizador al escribir el guión, y detenerme en el momento y el lugar idóneos. Cuando se consigue semejante ósmosis, y no pasa a menudo, entonces los dos sabemos que hemos encontrado en el tono correcto.

- Su personalidad y la de Philippe Lioret habrían podido ser motivo de conflicto.
- Desde luego. Muchas personas que nos conocen se temían lo peor. Pero ocurrió exactamente lo contrario. En ningún momento hubo un instante de duda o de falta de confianza mutua. Tenía la impresión de que estábamos llamados a rodar esta película juntos. A pesar de varios intentos fallidos en otras películas suyas, siempre supe en mi interior que algún día celebraríamos un gran encuentro. Fue como conocer a mi doble.

- ¿Cómo fue el rodaje con Firat Ayverdi, el intérprete de Bilal?

- Nunca le consideré como un crío, ni como un actor no profesional. Al principio me di cuenta de que le intimidaba, pero al cabo de unos días se estableció una relación padre-hijo. Acabé sintiéndome tan protector con él en el plató como Simon con Bilal en la historia.

ENTREVISTA CON PHILIPPE LIORET

- ¿Cómo surgió el proyecto de WELCOME?
- Sobre todo porque tenía muchas ganas de hacer una película sobre el tema. Me refiero a las personas que huyen de países enfermos, dispuestas a todo para llegar a El Dorado llamado Inglaterra y que, después de periplos inimaginables, acaban atrapadas en Calais, vejadas, maltratadas y humilladas a unos kilómetros de las costas inglesas que ven a lo lejos.
Una noche hablamos del tema con Olivier Adam y pensé que ese lugar era un poco nuestra frontera “mexicana”, que bastaba con escarbar para encontrar un formidable hilo dramático.

- ¿Cómo fue el proceso?
- Emmanuel y yo nos pusimos en contacto con las asociaciones que se esfuerzan para ayudar a esa gente y nos fuimos a Calais. Durante varios días, en un invierno glacial, convivimos con los voluntarios que intentan aliviar la infernal vida de los refugiados: “la jungla” en la que se refugian, el negocio de los pasadores, la continua persecución policial – de hecho, se les dedica una guarnición al completo –, los centros de retención, los controles de camiones, en los que se esconden para subir a los barcos y donde arriesgan sus vidas para no ser notados por los detectores de CO2, de latidos, los escáneres, etcétera. Pero quizá lo que más nos sorprendió fue la edad de estos refugiados. Los más viejos no han cumplido 25 años. Hay chicos de 15 años que recorren el terrible camino solos. Conversando con Sylvie Copyans, de la Asociación Salam, nos enteramos de que varios, por desesperación, incluso intentaron cruzar el canal a nado… Al cabo de unos días volvimos a París con toda esta información, sin intercambiar una palabra en el camino.

- ¿Cómo nació la trama del guión?
- No podíamos quitarnos de la cabeza la idea del chico que quería atravesar el canal de la Mancha a nado. Emmanuel fue el primero en decir: “Y va a la piscina municipal de Calais para entrenarse”. Y yo añadí: “Allí conoce a un profesor de natación”. En dos frases habíamos resumido la trama y los personajes, conscientes de que no sería una “superescenificación” y de que no traicionaríamos la vida de los refugiados. En un tema tan fuerte, tan actual, la honradez tenía que pasar ante todo.

- ¿Así nació el personaje de Simon?
- Había que alejarse del aspecto documental y enfocar la historia personal de los personajes, las relaciones afectivas que condicionan las vidas de todos y que tan a menudo están detrás de todo lo que pasa.
Observando a los voluntarios, pensé que probablemente algunos vivirían con una pareja que quizá no fuese tan generosa ni estuviera tan comprometida.
Simon tiene fallos, y como todos nosotros, no es perfecto. Al principio, como a casi todos los habitantes de Calais, no le interesa el problema de los emigrantes, simplemente lo ignora. “Baja la mirada y vuelve a su casa”, dice Marion, su ex mujer. De joven tuvo la oportunidad de tener una gran carrera deportiva, pero no puso ser y está amargado. Actúa como si dar clases de natación fuera toda su vida. Su único problema real es que le haya dejado Marion. Conoce a Bilal y decide ayudarle por las razones equivocadas. Ofrece su casa a Bilal y a su amigo Zoran para impresionar a Marion, para demostrarle que no es tan individualista como ella cree, pensando que así podrá conquistarla de nuevo. Pero nada sale como tenía previsto: la ley castiga al que ayuda a un ilegal.

- Bilal quiere ir a Inglaterra para reunirse con Mina. La película podría resumirse como sigue: Un hombre pierde a una mujer y se desquicia; otro, más joven, ama a una mujer y es capaz de cualquier cosa para reunirse con ella.
- Los dos destinos se cruzan y se enfrentan al orden absurdo que rige el mundo.
La película muestra cómo un encuentro casual puede hacer que uno se supere a sí mismo. Creo que hemos hecho este largo porque tenemos ganas de creer en los sentimientos y en la inteligencia, en vez del cinismo y el interés.

- La situación recuerda una época ingrata, la Ocupación.
- Sí, podría transcurrir en 1943, tratarse de alguien que esconde a judíos en su casa y a quien acaban pillando. Pero ocurre hoy, a 200 km de París.

- ¿Escribió el guión pensando en Vincent Lindon?
- Pensé a menudo en él para películas anteriores. Primero porque me parece un actor estupendo, y también porque tengo la sensación de que nos une algo. Normalmente, cuando escribo, intento no pensar en los actores y concentrarme en los personajes. Esta vez no fue así. Comimos juntos y le conté la historia. Me dijo que trabajaría en la película sin leer el guión. Vincent es un hombre con corazón; me parece que además del personaje de Simon, le atraía la idea de meterse en esta historia. Escribí el personaje pensando en él, y nada se ha interpuesto entre nosotros desde entonces. Sin embargo, las personas que nos conocen temían que saltaran chispas en el plató. Pero como ambos íbamos en la misma dirección, la de la película, la química entre los dos fue excepcional.

- ¿Qué tipo de actor es?
- Es capaz de comunicar sensaciones con un simple gesto o una actitud, lo que permite evitar una frase o una palabra. Es un hombre comprometido, un perfeccionista. Como actor, siempre está pendiente y rehúye cualquier detalle efectista, lo que le permite encarnar a la perfección a Simon. Ya sé que después de rodar queda bien que todo el mundo se lance flores, pero conocerle fue magnífico, tanto en el plano artístico como en el humano. Hablamos a diario y nos vemos a menudo. Haremos otras películas juntos.

- ¿Y Audrey Dana?
- Audrey es lo que los anglosajones llaman “the girl next door” (la vecina de al lado), es lo opuesto a una estrella. Tardé en encontrarla. Me hacía falta una mujer creíble como profesora de instituto que, por simple compromiso humano, lleva pasta a los refugiados. Tampoco quería a una sufragista militante. Solo debía ser una joven cómoda consigo misma con una generosidad que no se inventa. Y Audrey es así. Marion le asustaba un poco, pero le gustaba mucho la historia. Además, yo estaba convencido de que podría con el personaje. Es una persona muy entera, que se toma las cosas en serio sin tomarse a sí misma en serio.

- Y a Bilal, ¿cómo le encontró?
- Literalmente como una aguja en un pajar. Era una parte muy importante del reparto. El personaje tiene 17 años, solo habla kurdo e inglés, y debe sostener la película con Vincent. Cada vez que lo pensaba, me entraban sudores fríos. Ni siquiera sabía si existía el actor para interpretarlo. La directora de reparto Tatiana Vialle y yo viajamos durante semanas entre Berlín y Estambul, pasando por Londres y Suecia, donde está afincada una importante comunidad kurda. Por fin, encontramos a Firat en Francia. No es un actor profesional y los primeros ensayos fueron bastante… particulares. Pero tenía una veracidad e intensidad en su interior que marcaban la diferencia.

- ¿Quería ser actor?
- Para nada. Vino a la prueba un poco en broma, y fue necesario convencerle así como a sus padres. Luego pensé en trabajar con él, en ensayar mucho, pero finalmente preferí no destruir su espontaneidad. A medida que se acercaba la fecha del rodaje, mis miedos aumentaban. A Firat le pasaba lo mismo. Una vez en el plató, tardó unas tres horas en encontrar su sitio y la medida del papel.

- Hay muchos actores no profesionales en la película.

- A todos los jóvenes kurdos que Bilal conoce en Calais les encontramos mientras buscábamos al actor que le encarnaría. La mayoría procede de Estambul, de Berlín… He aprendido mucho con ellos. Hay que rodar deprisa, no ensayar demasiado y dejarles evolucionar sin imponer demasiados límites en el plató.
Hubo descubrimientos maravillosos, como la joven Derya, por ejemplo, que encarna a Mina. Se reveló como una actriz excepcional y ahora tiene ganas de seguir la carrera de actriz. Rodamos una escena muy complicada en una sola toma, sin ensayos previos, fiándome de su instinto. Es increíble.
Otros actores, que habían estado en películas mías anteriores, también me gustan mucho, como Emmanuel Courcol, mi coguionista, Blandine Pélissier, Eric Herson-Macarel, Gilles Masson… Y Tatiana supo encontrar a personas magníficas como Olivier Rabourdin, que hace de teniente de policía, un papel muy complicado ya que sale una media de 45 polis en la tele a diario, pero este no debía ser convencional; Patrick Ligarde, el vecino delator.

- Los decorados, como ocurre a menudo en sus películas, son auténticos personajes.
- Desde luego, la piscina municipal actúa de catalizador: no solo evoca la carrera truncada del campeón que Simon habría podido ser; también es el lugar donde Bilal aprende a nadar para cruzar el Canal de la Mancha.
Quería rodar en los decorados naturales donde transcurre la acción. Se cuentan mejor las historias cuando se rueda en una localización auténtica: las calles de Calais, el gigantesco puesto trans-Mancha, la playa Blériot y el continuo ir y venir de ferrys… Estos sitios aportan mayor veracidad a la película. El productor Christophe Rossignon y yo decidimos no rodar en Chequia o Rumanía, como se hace a menudo por motivos económicos. Y se nota en la película.

- La puesta en escena es omnipresente, pero la cámara es muy discreta, casi invisible.

- No hay 40 sitios donde colocar la cámara para rodar una escena, y hace falta encontrarlo. Siempre estoy pidiendo a los actores que busquen el tono adecuado, pero la cámara también puede hablar a su manera. Si se hace notar mucho en una escena, si los movimientos son gratuitos o meramente decorativos, el espectador, de forma inconsciente, pensará: “Claro, es una película”. Cuando eso ocurre, me da la impresión de que se pierde algo. Como espectador, cuando me gusta una película, es como si alguien me hubiese hecho un regalo.

- Durante los primeros 15 minutos de la película, da la sensación de que estamos descubriendo un mundo desconocido.

- Pero muy cercano. No está mal que una película nos permita descubrir una faceta desconocida del país en que vivimos.
En cuanto al problema de los emigrantes, de los refugiados, de los sin papeles, la multiplicidad de los programas de televisión acerca del tema se pierden en la enorme cacofonía mediática. A fin de cuentas, tantos debates, tantas rebeliones legítimas no sirven de nada porque nadie oye nada. Prefiero hacer una película, contar en la gran pantalla la historia de dos hombres ante dos mujeres, enfrentándose a su afecto en medio de todo ese lío. Solo espero conmover al espectador sentado en la oscuridad y ayudarle a hacerse una idea propia sobre el tema. Y espero que algo de la película se quede con él.

miércoles, 18 de marzo de 2009

SINOPSIS

Con la intención de impresionar y volver a conquistar a su esposa, Simon, profesor de natación en la piscina pública de Calais, decide arriesgarse y entrenar en secreto a un joven refugiado kurdo para que atraviese a nado el Canal de la Mancha.


FICHAS ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Ficha artística:


Simon........................................................................................ VINCENT LINDON
Bilal............................................................................................... FIRAT AYVERDI
Marion............................................................................................ AUDREY DANA
Mina........................................................................................... DERYA AYVERDI
Bruno....................................................................................... THIERRY GODARD
Zoran................................................................................................ SELIM AKGÜL
Koban.................................................................................................. FIRAT CELIK
Mirko.............................................................................................. MURAT SUBASI
El teniente de policía......................................................... OLIVIER RABOURDIN
Alain.......................................................................................... YANNICK RENIEREl vecino de Simon PATRICK LIGARDES




Ficha técnica:
Director....................................................................................... PHILIPPE LIORET
Productor delegado.................................................... CHRISTOPHE ROSSIGNON
Guionistas................................................................................... PHILLIPE LIORET
......................................................................................... EMMANUEL COURCOL
....................................................................................................... OLIVIER ADAM
Productor asociado................................................................... PHILIP BOËFFARD
Productora ejecutiva....................................................................... EVE MACHUEL
Director de producción................................................................... OLIVIER HÉLIE
Música........................................................................................ NICOLA PIOVANI
................................................................................................... WOJCIECH KILAR
...................................................................................................... ARMAND AMAR
Fotografía................................................................... LAURENT DAILLAND, AFC
Montaje.......................................................................... ANDRÉA SEDLACKOVA
Dirección artística............................................................................ YVES BROVER
Sonido........................................................................................ PIERRE MERTENS
............................................................................................... LAURENT QUAGLIO
..................................................................................................... ERIC TISSERAND
Reparto....................................................................................... TATIANA VIALLE
País: Francia
Año de producción: 2009
Duración: 110’
Género: Drama

CARTEL Y FOTOS





















TRAILER Y EXTRAS (en francés)

TRAILER

video

EXTRA 1

video

EXTRA 2

video